banner hima 970 X90

 

Del 5 al 10 de febrero fuimos a ascender y esquiar el Toubkal (4170 m.). Buscando nieve garantizada, elegimos estas fechas que según parece son las óptimas para encontrar buenos ´paquetones`; lo que no esperábamos es que el Atlas tuviese una capa de nieve que hacía décadas que no se registraba, de varios metros en las alturas y medio metro en los pueblos. Llegar a Imlil desde Marrakech, ascender al refugio de Mouflons y al Toubkal y conseguir regresar en mitad de una tormenta de nieve descomunal, fue una aventura en la que todo salió bien por los pelos. A continuación, os dejamos las imágenes de esta clásica y bonita travesía en Marruecos.

 

El Toubkal (4170 m.) es la cima más alta del Atlas. Una montaña muy atractiva y frecuentada, sobre todo en verano, cuando no reviste especial dificultad si no consideramos la altitud, que suele jugar malas pasadas. El Atlas es la cuarta cordillera en altitud de África después de las cimas del Kilimanjaro, Kenia, Ruwenzori y el macizo etíope. Por su latitud (31º), al norte del continente y su ubicación, muy expuesta a los frentes del Atlántico (Marruecos) y del Mediterráneo (Argelia y Túnez), en invierno es una montaña alpina, fría y donde son frecuentes las grandes nevadas. De ahí que sea una ascensión clásica con esquís que combina aventura, exotismo y donde no hay que bajar la guardia ante las condiciones meteorológicas, el riesgo de avalanchas y otras circunstancias propias de cualquier ascensión en Alta Montaña. La capa de nieve suele ser permanente desde octubre a mayo-junio, siendo los meses de mayor acumulación y muy adecuados para el esquí, desde final de enero a mitad de abril. En verano la nieve casi desaparece quedando algunos manchones, aunque no es extraño que incluso en julio y agosto puedan blanquear las cimas después de las tormentas.

LA RUTA

Lo normal para ascender al Toubkal es partir de la aldea bereber de Imlil, considerada como el “Chamonix del Atlas”. Es la base para ascender y también el lugar donde se contratan mulas, porteadores o guías, si no hemos contratado todo en el país de origen. Más abajo tenéis el cróquis de la ruta que básicamente consiste en salir de Imlil (1750 m), ascender hasta el refugio de Les Mouflons o Neltner (están juntos) a 3200 m. justo a los pies de una gran canal que es la ruta normal parar subir al Toubkal.

El recorrido desde Imlil al refugio no tiene ninguna dificultad, pero ojo, es muy largo en distancia y se ascienden unos 1500 metros de desnivel, por lo que no es ningún paseo. En función de la nieve se puede tardar más o menos, pero lo normal es echarle del orden de 5 a 7 horas de marcha. Si no hay nieve o está muy alta, las mulas nos pueden facilitar el ascenso, con nieve serán los porteadores quienes nos lleven gran parte del peso, pero si la nieve llega a los pueblos la cosa se complica, ya que habrá que cargar con esquís, botas de esquiar y mochilas más pesadas. Si es así, el camino al refugio se hace eterno, al menos es la impresión de quien escribe estas líneas.

EL TOUBKAL Y EL ESQUÍ

La segunda jornada es la que se dedica a subir a la cima del Toubkal. Tampoco tiene demasiada dificultad, es una inmensa canal que presenta la parte más empinada al principio y luego se suaviza. Lo normal es poder subir todo este tramo ´foqueando` (ojo al hielo o nieve dura). Hacia los 3800 metros hay un gran rellano bajo una rampa que lleva al collado que da acceso a la loma que sube a la cima. Muchas veces, hay que dejar aquí los esquís y remontar con piolet y crampones, porque los últimos 300 metros son una inmensa pedrera muy venteada donde es difícil que la nieve aguante. Cuando se llega al collado, a unos 3850 metros, parece que la cima está muy cerca, pero nada más lejos de la realidad, el cansancio y la altitud suelen pasar factura en este tramo y la cima parece que no llega nunca. Nosotros empleamos casi 5 horas en alcanzarla desde el refugio. El descenso es muy rápido, primero por la pedrera hasta el circo donde dejamos los esquís y luego, esquiando, las cosas se ven mejor. A pesar de que el tiempo era horrible y la nieve muy cambiante, la verdad es que los 500 metros de esquiada nos supieron a gloria.

Las paradojas de la montaña hicieron que la verdadera aventura empezase el día de bajar al valle lo que en principio considerábamos un trámite cómodo, se complicó de mala manera. Tras la cima, comenzó un temporal que duró toda la noche y el día siguiente, justo cuando teníamos que bajar a Imlil para luego ir a Marrakech y tomar el avión al día siguiente. Con nieve por el muslo a pesar de llevar esquís, viento y nevada copiosa, tuvimos que descender a ciegas, empleando más de 6 horas en llegar al pueblo donde había casi un metro de nieve.

Agradecimientos: A Xavi Llongueras por guiarnos a la cima y, sobre todo, por conseguir bajarnos a base de pericia y GPS desde el refugio al pueblo en mitad de un temporal de nieve histórico. A Isaura Sans, Trond Bjerkan y Joan Ballbe por su compañía y los buenos e intensos momentos que compartimos.

 

↓ Camino del Atlas desde Marrakech (70 kms), ya se veía mucha nieve en las montañas
 ↓ .. Imlil nos recibió con una estampa muy invernal.
↓ Primer día de aventura. Las mulas no pueden subir por la nieve, así que salimos de Imlil con algo más de peso del que esperábamos…
 ↓ …Camino del refugio, que está a unas 6 horas, atravesando los barrios altos de Imlil…
↓ … cruzando las huertas y los bosquetes de nogales…
 …y la bonita aldea de Around (1950 m.)…

↓ …Tras dos horas de ascenso, la media montaña…
↓ …va dando paso a la alta montaña. En las cercanías de Samharouj, unos corrales a unos 2400 metros, nos cruzamos con algunos que bajaban…
↓ …Poco después, el ambiente es cada vez más alpino..
↓ …y empiezan a verse las cimas del macizo del Toubkal…
↓ …Para acabar con un larguísimo flanqueo a lo largo del valle, que se hace eterno (©FOTO: Isaura Sans)…
↓ …hasta llegar al refugio de Mouflons. (©FOTO: Isaura Sans)…
↓ …Un refugio inmenso, donde se come muy bien y abundante, pero un poco frío. (detalle de los baños). (©FOTO: Joan Balbe) …
↓ Al día siguiente, con tiempo despejado, iniciamos la subida al Toubkal…
↓ …por la gran canal que es la ruta normal…
↓ …Llegamos hasta los 3800 con los esquís en los pies y la última parte la hicimos con crampones.
El viento había barrido la nieve, cosa muy frecuente en la parte superior…(©FOTO: Isaura Sans)
↓ …Casi en la cima, pudimos ver los precipicios de la vertiente Sur y el tiempo cambió súbitamente…
↓ … Una cima casi sin tiempo de saborearla por la tormenta…
↓ …Un cuarto de hora para bajar hasta donde dejamos los esquís. Tramo que a la subida nos había costado unas 2 horas…
↓ …Y a disfrutar de una nieve muy cambiante…
↓ …y de un tiempo horrible…
↓ …que nos acompañó el resto del día…
↓ …Hasta llegar a la seguridad del refugio. Y al día siguiente…
↓ …salimos para bajar al pueblo, tras 24 horas de nevada, sin visibilidad (bajamos a base de GPS) y muy preocupados por las posibles avalanchas…
↓ …Condiciones que nos hicieron pasarlo mal hasta que vimos las primeras casas…
↓ …un poco más arriba de Samharouj…
↓ …Donde nos recibieron con un té . Y desde donde sólo quedaba disfrutar de los últimos metros de descenso…
↓ …hasta la seguridad y el calor del hotel.
↓ Por último, un vídeo de Trond Bjerkan sobre la aventura del Toubkal.

 

← Croquis de la ruta al Toubkal desde Imlil. En rojo aproximación al refugio, en amarillo ruta normal al Toubkal.
Pueblo de Imlil (1700 m).
Aldea de Around (1900 m).
Casas de pastores de Samharouj (2400 m).
Refs. Mouflons y Neltner (3200 m).
Cima del Toubkal (4170 m).
TIEMPOS APROXIMADOS:
De Imlil a Around: 1 hora.
De Around a Samharouj: 2 horas.
De Samharouj al refugio: 3 horas.
Del refugio a la cima del Toubkal 4-5 horas.

 
 
 
 
 
 
 
Más imágenes de la ascensión al Toubkal.

A 900 metros de altitud ya había nieve.

Jardín del hotel Dar Assarou en Imlil.

El macizo del Toubkal empieza asomar.

1500 metros de ascenso entre Imlil y el refugio.

Comenzando a esquiar en la tormenta

Descendiendo del Toubkal hacia el refugio.

Calles de Imlil. bajo una gran nevada.

El camino al refugio de Les Mouflons se hace eterno.

Descendiendo de la cima hacia los 3500 metros.

Algunos corrales salpican el camino al refugio.

A mal tiempo, buena cara. (Foto: Joan Balbeh).

 

Llegando a Samharouj donde termina lo duro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Toubkal en el mapa 

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.