Dicen que las grandes esencias se guardan en frascos pequeños y en el caso del pueblo, la estación y el balneario de Panticosa la cosa es así. Uno de los pueblos más agradables del Pirineo y el único en España con un telecabina y una pista que parten desde su centro, con todos los servicios y una arquitectura respetuosa. Una estación relativamente pequeña, muy cómoda y familiar pero que guarda unos rincones excelentes para los que buscan inclinación tanto fuera como dentro de las pistas y un balneario con todo el sabor de los centros termales del XIX.

 

En el valle de Tena se encuentra al pueblo, la estación invernal y el balneario de Panticosa. Pueblo y estación están juntos, siendo el único pueblo que tiene un remonte y una pista que llegan al núcleo urbano, sus vecinos pueden dar un corto paseo desde su casa hasta el telecabina que les sube hasta los 1800 metros de su núcleo principal. A 8 kilómetros aguas arriba está el balneario.

EL BALNEARIO

Ya en la época romana se tenía conocimiento de las propiedades de estas aguas de montaña que brotan junto a un lago a 1650 metros de altitud en un cerrado valle. En el XIII se construyó una edificación y desde el XVII comenzó a ser conocido como lugar donde ir a “tomar las aguas”. Pero es en el siglo XIX cuando este balneario llega a su apogeo, siendo a finales de siglo y principios del XX un lugar de veraneo muy demandado por las élites más pudientes, fue entonces cuando se construyeron los principales edificios con un claro estilo romántico afrancesado. La mayoría de los políticos, aristócratas e intelectuales de la época pasaron temporadas en un tiempo en que los veraneos duraban los tres meses estivales. Tras le guerra civil del 36 cayó en decadencia y llegó a estar prácticamente abandonado, hasta que de nuevo en 1966 fue declarado lugar de interés turístico. Desde entonces, es un sitio de visita obligada y el turismo ha regresado aunque con altibajos a lo largo de los últimos 50 años. Entre sus valores arquitectónicos destaca el edificio del Casino, el Gran Hotel, las Termas de Tiberio, la Capilla del Carmen o los templetes de las Fuentes, todo ello en un paisaje rodeado de cimas que rozan los tres mil metros y con un bonito lago y mucho arbolado, restos de los antiguos jardines que conocieron tiempos mejores. En el año 2000 se llevó a cabo la reforma de los viejos edificios así como la construcción de unos nuevos alojamientos con un estilo moderno que suscitaron bastante polémica al romper con el carácter  clásico que prevalecía. Aún así es un lugar estupendo que merece la pena conocer y donde además de las modernas instalaciones termales, los paseos y la contemplación de su paisaje, hay alojamientos como el Gran Hotel que sorprende con su relación precio-calidad y su arquitectura interior en contraste con el exterior que conserva su aspecto original.

EL PUEBLO

Situado en la zona de solana del valle de Tena, es un pueblo que no ha crecido en exceso y sus construcciones modernas no desentonan con el núcleo antiguo. Tiene todos los servicios y destaca su gran oferta gastronómica y de hospedaje. Se encuentra a 1.150 metros de altitud y es la base de la estación invernal. Merece la pena pasearlo y conocerlo, tiene algunas calles con una arquitectura interesante típica de la zona y una bonita y altiva iglesia de La Asunción, construida en el XIII y renovada en el XVI.

EL ESQUÍ

Panticosa es una pequeña estación con grandes virtudes. Tiene mucha personalidad y encanto, sus cotas y dimensiones son modestas, pero sus posibilidades inmensas. En la web oficial de la estación figuran Formigal y Panticosa juntas, pertenecen al grupo Aramón, pero son dos núcleos separados por unos 8 kilómetros de buena carretera y, a pesar de ser menor, muchos esquiadores prefieren Panticosa por ser más familiar y tranquila. Tiene 39 kilómetros de pistas, 10 remontes sin contar las “alfombras” y la cota máxima está a 2.200 metros y la mínima en el pueblo a 1.150 metros, a donde se puede llegar esquiando frecuentemente en los meses más fríos por ser una ladera umbría, expuesta al norte y con un buen sistema de producción de nieve. Es perfecta para los más pequeños y para un esquí familiar, pero también tiene una faceta muy deportiva, tanto en sus muchos fuera de pista, especialmente en el sector de Sabocos, un rincón de lo más alpino con un par de ibones (lagos) y muchas cimas que le dan un carácter muy montañero, además de ser una zona que capta mucha nieve que se mantiene fría durante días. Incluso es una magnífica base para buscar descensos bestias (freeride) o ascensiones a las montañas cercanas, entre las que destaca el Pico de Sabocos (2750 m) y las Peñas Roya y Blanca que dominan la estación. En esta zona de Sabocos hay unas cuantas pistas rojas, preciosas, muy entretenidas y con buenos rasantes, entre las pistas hay que destacar la Valle de Tena, una negra que baja de la cima de Asnos (2220 m.) hacia el núcleo principal con una inclinación y longitud importantes y unas vistas impresionantes del valle de Tena y del Midi d´Ossau en el horizonte. (enlace al plano de pistas de Panticosa-Formigal).

 

↓ La Sierra Partacua y su cima de Peña Telera dominan el horizonte occidental del valle de Tena y de la estación de Panticosa
 ↓ …Al otro lado de la montaña el circo de Sabocos, el sector más nuevo de la estación, suele tener muy buena nieve y muchas posibilidades para el fuera de pista…
↓ …El núcleo principal a 1800 metros, además de  amplias y cómodas pistas, tiene unas impresionantes vistas sobre el valle…
 ↓ …en contraste con las vistas hacia la montaña del sector de Sabocos…
↓ …Hay todo tipo de pistas con buenas condiciones para principiantes y también pistas rojas muy entretenidas y , por supuesto,
el bonito y vertical muro de la pista Valle de Tena, en la imagen.
↓ … El pueblo tiene un núcleo antiguo que hay que pasear, con arquitectura tradicional interesante…
 …y la Iglesia de La Asunción originaria del XIII y reconstruida en el XVI…

↓ …Por supuesto, es visita obligada y muy recomendable alojamiento el balneario, donde destacan los edificios del antiguo Casino,,…
↓ …y junto a él, el emblemático Gran Hotel de Panticosa, con una relación precio calidad sorprendente…
↓ …Así como otros edificios menores también con el encanto de las construcciones originales, sin olvidar los paisajes …
↓ … como el de  la impresionante mole de Peña Telera dominando el paisaje de la parte baja del valle de Tena.
 
 
 

 

Más imágenes de Panticosa.

 

 

 

 

 

 

Panticosa en el mapa 

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.