banner hima 970 X90

 

Es muy difícil definir esta joven estación que abrió su dominio hace sólo diez años. Adjetivos como inmensa, bestia, gigante, brutal, magnífica, tremenda, exigente y vertical son algunos calificativos que le vienen al pelo. Hay que conocer la estación, el pueblo de Revelstoke y su entorno para hacernos una idea de sus dimensiones y de sus posibilidades, tan grandes como el impresionante paisaje que la rodea, no en vano estamos en el corazón de las Rocosas canadienses (Selkirk Mountains), un territorio que sigue siendo salvaje, solitario y descomunal.

 

Revelstoke es un pueblo con una estación de esquí en el corazón de la Rocosas canadienses, unos 400 kilómetros al Oeste de Cálgary y 600 al Este de Vancouver. Para llegar a Revelstoke lo mejor es volar a Cálgary y ahí alquilar un coche para hacer el trayecto de unas 5 horas a través de la autopista Transcanadiense (Ruta 1, con tramos de doble sentido). Es fácil que la ruta tenga nieve y hielo ya que atraviesa la cordillera y asciende el mítico Roger Pass (1330 m.). La ruta pasa por estaciones renombradas como Lake Louis y Kicking Horse y varias zonas de heliesquí.

EL PUEBLO

Revelstoke sigue siendo un pueblo del Lejano Oeste con arquitectura de este estilo y una zona de tiendas y bares pequeña pero bien surtida en el centro (Mackenzie Av. con la Primera y Segunda). Su población no llega a los 8.000 habitantes y está a unos 450 m. de altitud, sus inviernos son fríos y nevados y tiene una buena oferta de alojamientos ya que, desde que se fundó la estación en 2007, es un centro de turismo invernal para canadienses que vienen a esquiar, montar en moto de nieve y también hacer cat y heli-esquí. Poco a poco el turismo internacional está empezando a conocer este lugar de las Rocosas meridionales de Canadá en la orilla del río Columbia que fue la ruta de acceso a estas remotas montañas antes del ferrocarril y las carreteras.

Su historia es corta ya que la zona se colonizó hacia 1880 y el primer núcleo de casas consta a partir de 1885. Antes de esto, sólo los indios Sinixt recorrían estas tierras buscando caza y pesca de forma trashumante, estableciendo campamentos fijos únicamente en los inviernos. Hasta 1886, Revelstoke se llamaba Farwell, apellido del ingeniero civil que fue el primer colono y terrateniente. Conflictos por la posesión de las tierras entre Farwell y la empresa Ferrocarril, Canadian Pacific Railway, llenaron la historia de Revelstoke de juicios, disputas y pendencias por la posesión del suelo, el control del contrabando de alcohol e incluso una “Guerra Policial” en los últimos años del XIX. Nada mejor para conocer estas historias que visitar el Museo de la Ciudad y el Museo del Ferrocarril o leer el libro “Brown Bag History. Revelstoke Origins de Catherin English (Editado en 2015). Revelstoke debe el nombre actual al barón de Revelstoke, aristócrata inglés que financió la construcción de la línea de ferrocarril y jamás pisó Canadá. Otros nombres como el de Mathew Baillie Begbie están ligados a la historia y a la geografía de Revelstoke, este juez de origen sudafricano y sus andanzas han dado nombre a la principal cima de los alrededores, el Mount Begbie (2.800 m.) y a una excelente cerveza del mismo nombre, orgullo de Revelstoke.

EL ESQUÍ

Revelstoke Mountain Resort está al sur del pueblo, junto al pequeño aeropuerto.  Hay autobuses gratuitos cada 20 minutos que unen todo el pueblo con la estación. La base se encuentra a unos 500 metros de altitud y tiene una pequeña urbanización con tres edificios de apartamentos, tiendas de material, bares-resaurantes muy agradables, las oficinas y el lujoso hotel Sulton. No hay más edificios en toda la estación excepto un par de cabañas de madera y un mirador en la salida de la góndola en la parte media. El dominio esquiable ocupa la montaña del Mackenzie, un inmenso cono con dos cimas, una de 2350 m y otra de 2500, que son su vértice, tres cuartas partes de este gigantesco cono son esquiables por pistas y fuera de ellas, destacando dos zonas principales el Front Side y el North Bowl (ver mapas abajo). Sólo las partes por encima de 2.100 metros están despejadas, el resto son bosques más tupidos cuanto más abajo. Los remontes llegan hasta los 2.250 metros y desde ahí se puede ascender andando o foqueando hasta la cima del Pequño Mackenzie y al collado que lo separa de la cima principal de 2.620 m. que también puede ser ascendida y esquiada, aunque ya es terreno extremo.

El desnivel desde la cima del Pequeño Mackenzie es de más de 1800 metros y desde la cima de los remontes 1750 m. hasta la base, siendo el mayor desnivel esquiable de Norteamérica. Los remontes dan acceso a un territorio de 1.250 hectáreas, la mayoría de bosque. Aunque parezca mentira sólo hay una góndola de dos tramos y dos sillas de cuatro asientos, muy rápidas, sin contar un par de alfombras en la zona de niños. La precipitación media anual es de entre 9 y 14 metros que llega a los 18 en algunas zonas de la, Selkirk Mountains.

Entre pistas y líneas (fuera de pista) hay 69 recorridos incluida la pista The Last Spike que con sus 15,4 kms es la cuarta más larga del Mundo. La mayoría de las pistas pisadas son negras y el resto son azules (no hay rojas), incluso las azules tienen muros impresionantes. Revelstoke en general se puede afirmar que es una estación para el fuera de pista, pero hay que decir que las pistas pisadas son anchas y están en perfectas condiciones para poder correr mucho, en algunas de ellas podemos encontrar rasantes de vértigo y muros de hasta 35º de inclinación. Pero sin duda los itinerarios entre árboles que no terminan nunca, los palones, los corredores y tubos de la zona superior del North Bowl son lo más atractivo de esta estación que es exigente y muy bestia tanto en dificultad como en dimensiones. Por supuesto que para esquiar las zonas más altas y expuestas hay que contar con un buen nivel y con todo el material frente a avalanchas, incluidas mochilas-airbag que están a la orden del día entre los esquiadores locales.

Otra singularidad de Revelstoke es que en sus taquillas se pueden sacar forfaits para la estación el catesquí o el heliesquí, opciones frecuentes y tentadoras si el bolsillo lo permite, aunque aquí el cat y el heli son más baratos que en otros lugares. La jornada de heli viene a costar unos 600 € y el catesquí unos 300 €. Es más que aconsejable dedicar al menos un día al cat o al heli en función de nuestro presupuesto y también otra buena opción es dedicar cuatro días a Revelstoke combinando con dos en Kicking Horse a unos 150 kilómetros al Este. Otra de las estaciones más bestias y míticas del Planeta.

Con quién viajar a Revelstoke: elmejoresqui.com

 

↓ Desde cualquier punto el panorama es de bosques y cimas blancas en los 360º del horizonte...
 ↓ …Con laderas inmensas y terreno despejado en la zona superior…
↓ …y bosque más cerrado cuanto más se desciende…
 ↓ …Sin faltar las zonas de barrancos, con líneas exigentes…
↓ …y zonas ratoneras a lo largo de estrechos cauces…
↓ … Y también terreno abierto para darle mucha caña…
 …Pero siempre con unas vistas que obligan…

↓ …a pararse para contemplar y disfrutar  del momento…
↓ …y buscar los mejores lugares…
↓ …para perderse por larguísimas laderas…
↓ … en busca de los bosques…
↓ …Y también subir a la cima del Pequeño Mackenzie, techo de la estación…
↓ …O aprovechar otros medios para ascender (catski, con K3 catski)…
↓ …y luego bajar a saco por nieve perfecta…
↓ … Siempre con escenarios espectaculares como la cima del Ghost Peak…
↓ …entre pinos, rocas,…
↓ …bosques infinitos…
↓ …bajo cimas como la del Mt. Mackenzie (2.600 m.). Con su impresionante corredor, a la izquierda del muro cimero que se esquía con cierta frecuencia…
↓ …Y 2.200 metros más abajo, el pueblo de Revelstoke y el río Columbia…
↓ …Y en la ladera de enfrente, al otro lado del río, la cima del Mt Begbie (2.750 m. izquierda en la imagen), emblema de la zona…
↓ …Paisajes naturales y urbanos. Como las calles de Revelstoke…
↓ …que sigue teniendo su carácter de pueblo del lejano Oeste, con obsesiones más modernas…
↓ …como la gran cantidad de motos de nieve y pick ups a cual más grande, que veremos en sus calles…
↓ …En definitiva, un sitio para esquiar imprescindible para aquellos que buscan la mejor nieve y las vertientes más exigentes.
En escenarios salvajes e inmensos con la naturaleza en la palma de la mano. (Dando de comer a una Clarck´s Nutcrackers, Nudifraga Clumbiana).
 
 

← Plano de pistas de Revelstoke. Para una mejor interpretación, ver mapa fijo en: http://www.revelstokemountainresort.com/uploads/files/rmr-trail-map-16-17.jpg

Planos interactivos:
North Bowl: http://www.revelstokemountainresort.com/resort/north-bowl-trail-map.
Front side: http://www.revelstokemountainresort.com/resort/frontside-trail-map

 

 

 

Más imágenes de Revelstoke.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revelstoke en el mapa 

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.