El glaciar de Fee (Saas Fee) es un lugar perfecto para que los impacientes puedan esquiar en verano y principios del otoño. A partir de septiembre, lo bueno es que la nieve suele ser de calidad, nada que ver con la transformada del verano.

 

El glaciar de Fee es inmenso y abarca una enorme extensión bajo cinco cumbres de más de 4.000 metros, entre las que destaca el Dom de 4.545 m. que es la cima más alta del territorio suizo no fronterizo. La lengua del glaciar baja hasta los 2.700 metros y presenta una morrena muy rota y agrietada con serács que se desprenden en todo su frente, presenta varios recuencos, uno de ellos el más oriental es el que tiene un relieve más suave y sobre él se han instalado los remontes y se han acondicionado las pistas de verano.

Desde julio hasta final de octubre hay unos 20 km. de pistas, anchas, muy bien pisadas y meticulosamente balizadas para que no haya lugar a salir de ellas y entrar en alguna zona de grietas. Las pistas son de dificultad media (rojas), algunas auténticas autopistas por su anchura y llegan a tener algún murete bastante empinado. Se pueden hacer muy buenos giros e incluso correr bastante. Además hay un inmenso park con vuelos impresionantes, módulos para todos los gustos y una pista de esquí-cross.

Los remontes en el glaciar son tres telesquís dobles que dan un buen servicio, aunque, algunos días puede haber alguna cola aunque nunca desesperante. Hasta la base del glaciar se llega desde el pueblo de Saas Fee en un teleférico gigantesco que nos deja en su estación superior, Felskinn, a 3000 metros, donde hay instalaciones de todo tipo que son el centro neurálgico en invierno. Desde aquí hay un tren subterráneo que es el más alto del mundo y que nos sube hasta 3500 metros, donde está la estación superior, Allalin, con un restaurante panorámico que da una vuelta de 360 º por hora -no hay que perdérselo-, y la salida a las pistas del glaciar y a sus remontes. Teniendo en cuenta que se esquía entre 3000 y 3700 metros, no es extraño sentir mucha fatiga e incluso algunos síntomas de mal de altura si somos propensos.

EL ESQUÍ EN INVIERNO
La temporada de invierno va de mitad de noviembre hasta mayo que es cuando Saas Fee ofrece unos 120 kms de pistas (14 azules, 11 rojas, 5 negras y 3 itinerarios sin pisar) atendidos por 1 transporte subterráneo de gran capacidad, 9 teleféricos, 4 sillas y 22 tele-skis,. La precipitación media anual acumulada es de 11 metros. Desde la cabecera de los remontes (3700 m.) tenemos nada menos que 1900 metros de desnivel esquiable que, desde el glaciar y las partes medias de la ladera, llega hasta los bosques y al corazón del pueblo. Pero también hay otras dos estaciones menores que aportan medio centenar más de kilómetros de pistas. Saas Grund y Saas Almagell son pueblos vecinos a poco menos de 5 y 10 kilómetros de Saas Fee, con frecuentes autobuses gratuitos entre ellos.

EL PUEBLO
En realidad y dada su altitud, 1800 metros, Saas Fee, era un alpe, una aldea de verano con buenos pastos para el ganado y soleado gracias a su exposición sur. Hasta principios del XIX no comenzó a ser un lugar de veraneo o una base para las primeras esquiadas hacia 1850. El sacerdote Johann Josef Imseng (1806-1869) fue el descubridor de Saas Fee y el difusor de sus encantos y buena situación para ascender a las montañas cercanas, el mismo Josef fue el primer guía de montaña de la zona y el primero que hizo con esquís el camino entre Saas Fee y Saas Grund en 1849, hoy una estatua en su honor le recuerda delante de la iglesia.

– Saas Fee tiene todos los servicios, multitud de tiendas de todo tipo y una gran oferta de restaurantes, hoteles y sitios donde tomar una copa o una cerveza tanto antes como después de la cena. En general es muy tranquilo y el ambiente familiar prevalece.

Emocionante y casi imprescindible en cualquier época del año es hacer la vía ferrata Gorge Alpine, son unos tres kilómetros de cañón con ferratas, escaleras y tirolinas donde poder pasar mucho miedo con total seguridad.

– El termalismo es otra atracción, la mayoría de hoteles tienen espacios termales.

– La cueva de hielo en la estación superior del “Allalin metro” y su restaurante giratorio son visitas obligadas.

Más sobre esquí de montaña en Saas Fee: info@saasfeeguides.ch, www.saasfeeguides.ch.

↓ Vista del glaciar en Allalín a la salida de la cabecera del tren subterráneo (3.500 m.).
 ↓ Imagen otoñal (tomada en octubre) del pueblo y los “cuatromiles” que lo custodian.
 ↓ Cimas del Tachhorn (4.490 m.) a la izquierda y, a la derecha, el Dom de 4.545 m. que es la cima más alta del territorio suizo no fronterizo.
↓ Los “cuatromiles” cubiertos de glaciares son ascensiones clásicas tanto en verano como en invierno con esquís.  
↓ En el glaciar, las pistas de verano son anchas y sorprendentemente largas…
 …Con algunos buenos “muros”.

↓ El “park” es impresionante y al igual que las pistas, lugar de entrenamiento en verano de muchos equipos.
↓ La redondeada cima del Allallímhorm (4.027 m.) con su casquete glaciar de decenas de metros..
↓ Además de esquiar, se puede disfrutar con las formaciones de hielo como estos seracs muy cerca de las pistas.
↓ Y, lo más importante, es que en septiembre y octubre es posible encontrar una nieve fría y seca, nada que ver con la de pleno verano.

↓ Mapa de pistas de Saas Fee. Coloreado en azul la zona de esquí de verano.
 
 
 

Más imágenes de esquí de verano-otoño en Saas Fee.

 

 

 

 

 

 

 

Saas Fee en el mapa

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.