Si eres de los que no pueden esperar a las Navidades o al puente de diciembre, Stubai es un destino para anticiparse a la temporada. En noviembre suele haber hasta 120 km de pistas, muchas posibilidades fuera de ellas y una nieve excelente.

Stubai es un destino muy recomendable para esquiar en otoño, aunque el glaciar abre las pistas en septiembre y en octubre es fácil encontrar entre 40 y 75 kilómetros esquiables, en noviembre suele tener una nieve de excelente calidad y más de 100 kilómetros abiertos. De hecho en la ficha técnica de la estación de Stubai Gletscher que aparece en los folletos turísticos, se puede leer que la temporada va de octubre a junio con 110 kilómetros de pistas

 

Stubai Glestcher

Tiene su base a 1750 m. y su remonte más alto nos sube a los 3.333 metros del Schaufeispitze y que es el remonte más alto del Tirol, donde hay un restaurante con unas vistas espectaculares. Muy cerca de esta cima está el completísimo snow park que puede ser utilizado desde septiembre hasta julio y que es un referente para los freestylers que quieren entrenar fuera de temporada. El hielo del glaciar baja hasta los 2900 metros aproximadamente y desde aquí hasta los 2600 es donde está el núcleo principal de la estación con la mayoría de sus pistas y varios restaurantes y zonas comerciales en la cabecera de los remontes. En el glaciar hay algunos telesquís, aunque lo que más abunda son sillas de cuatro y seis plazas, algunas con capota, además del telecabina que lleva desde la base a 1750 metros hasta una estación intermedia a 2300, donde se bifurca para alcanzar los 2620 m. de Glamsgarten y 2900 m. de Eisgrat. La mayoría de las pistas son rojas y azules y alguna negra, además cuenta con más de 20 kilómetros de itinerarios sin pisar ni balizar, tanto en su zona media como uno que lleva hasta la base que se llama “catorce”. Si esquiamos desde la cima de la estación hasta su base tendremos 1600 metros de desnivel desde el glaciar a los bosques inferiores. Como curiosidad decir que Stubai Gletscher fue la primera estación que instaló remontes sobre el hielo de un glaciar hacia los años setenta.

 

Stubaital e Innsbruck

El valle de Stubai, Stubaital, cuenta con cuatro estaciones, la más conocida y en la que hay glaciar es Stubai Glestcher, una estación grande y, como ya hemos dicho, con una temporada larguísima. Pero entre diciembre y abril también podemos esquiar en las cercanas estaciones de Elfer Bergbahn, Serles Bahnen y Schlick 2000 que entre todas suman 150 kilómetros de pistas de esquí alpino.El valle  vierte sus aguas al río Inn que da el nombre a la ciudad de Innsbruck y que se encuentra en una encrucijada de caminos, valles y ríos que ha sido históricamente uno de los pasos naturales entre la regiones del sur y norte de los Alpes, de aquí el carácter de ciudad cosmopolita de la capital del Tirol.

Desde Innsbruck a la base de la estación de Stubai Glestcher hay unos 40 kilómetros remontando el valle y atravesando muchos pueblos y aldeas que casi se juntan unos con otros. Son pequeñitos con la arquitectura típica tirolesa con casas bajas y donde destacan las cúpulas de sus iglesias. Innsbruck es una ciudad alpina en toda regla, señorial, monumental y con unas dimensiones muy adecuadas para no resultar agobiante pero a la vez tener una gran oferta cultural y lúdica. Ha sido sede de los juegos Olímpicos de Invierno dos veces y en ella todo lo que tiene que ver con los deportes de invierno forma parte de su cultura y su paisaje, destaca el trampolín de Bergisel que es visible casi desde cualquier punto de la ciudad y escenario de la Copa del Mundo de saltos cada año. No llega a los 140.000 habitantes y tiene universidad y aeropuerto internacional, toda la ciudad tiene una arquitectura agradable, pero la zona monumental de estilo romántico centroeuropeo y su casco viejo son una maravilla.

.

↓ Panorámica de la parte media de Stubai.
 ↓ …Vista del glaciar (esquí de verano), desde los 2.900 m. de Eisgrat.
 ↓ Disfrutando de un powder otoñal.
↓ Cimas de más de 3.000 m. rodean la estación.
↓ En la parte baja de Stubai hay pistas y fuera de pistas entre bosques de pinos de más de 20 metos.
  Mucho terreno fuera de las pistas, en la zona alta…

↓ Y por los bosques de la zona inferior.
↓ Innsbruck, capital del Tirol que merece una larga visita.
 
 
 
 

  Guía Práctica   

CÓMO LLEGAR: en avión desde Barcelona o Madrid hasta Munich (175 km. de Stubaital) o hasta Innsbruck (40 km. de Stubai Gletscher). Hay muchos vuelos y más baratos aMunich. En Munich, si viajamos en grupo, lo mejor es alquilar un coche o furgoneta en el aeropuerto y devolverlo a la vuelta, todas las compañías habituales en Europa de alquiler de vehículos. Si volamos a Innsbruck, podemos ir en autobús hasta cualquier pueblo del valle de Stubai.

HORAS DE VIAJE: unas 3 horas de avión y 2 en coche desde Munich o 40 minutos desde Innsbruck.

MEJOR ÉPOCA: desde octubre hasta junio es la temporada en Stubai Gletscher. Entre diciembre y abril, hay otras tres estaciones más pequeñas abiertas, el forfait puede ser común.

CÓMO MOVERSE: en coche o en bus por el valle y hasta la estación. Los coches de alquiler están equipados con neumáticos de contacto, aún así cuidado con las carretas pues suelen tener nieve y hielo.

ALOJAMIENTO Y RESTAURANTES: la oferta es muy variada y amplia. Austria tiene unos precios razonables.

Los restaurantes abundan y merece la pena probar alguno de los muchos que hay en Neustift y acompañar la cena con buen paseo por el pueblo y una copa en cualquiera de sus simpáticos y agradables “garitos” que dan fama al su aprè-ski.

  

 

Más imágenes de Stubai e Innsbruck.

 

 

 

 

 

 

Stubai en el mapa

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.