La ubicación y orientación de las estaciones de esquí, eso que ahora se llama “geolocalización”, guarda una relación curiosa o incluso tormentosa con el clima, por aquello de la nieve que reciben en función de la procedencia de frentes y borrascas y su exposición a ellas.

 

Boí Taüll tiene unas características de situación (orientación) que hacen que tenga nieve cuando otras estaciones cercanas no la tienen. Curiosamente, cuando la mayoría de otras zonas del Pirineo y en especial aquellas que se benefician de los frentes que vienen del Norte, están escasas de nieve, suele ocurrir que Boí Taüll sí la tiene. El grupo de laderas en las que están las pistas de Boí tienen orientación norte (desde noroeste a nordeste) haciendo un arco, esto y su altitud permite la buena conservación de la nieve, pero los frentes principales que más le afectan proceden del Sur, Suroeste y Oeste que chocan contra las montañas de su entorno, provocando una precipitación importante al ser el primer gran obstáculo que encuentran las nubes al llegar al Pirineo desde la Península. Esta circunstancia unida a que muchas veces por efecto Föhn, cae más nieve a sotavento que a barlovento, es decir, en el lado de la estación, provoca las importantes acumulaciones que se producen con estos frentes húmedos y relativamente templados. Evidentemente, esto no significa que sólo llegue nieve de esta orientación, lo que pasa es que cuando el temporal es de Norte, “Nortada”, también llega, pero en menor cantidad, no como en el lado septentrional del Pirineo donde las nortadas dejan gran cantidad de nieve. Un ejemplo de estaciones receptoras de Norte son Baqueira Beret o las estaciones francesas del Pirineo Central.

CONDICIONES A PRINCIPIO DE DICIEMBRE

Entre el 10 y 12 de diciembre tuvimos la suerte de participar en un encuentro de prensa especializada y encontramos la estación con abundante nieve en todas las cotas, entre 40 y 80 cms., en función de la altitud. A pesar de unos días previos sin nevar y con períodos de inversión térmica, lo cierto es que la nieve, al menos en las pistas, era de excelente calidad y se podía correr mucho y hacer muchos kilómetros ya que estaba abierto un 75% de su dominio y se podía esquiar desde los 2.751 metros de su cima en el Puig Falcó, hasta su base a 2.000 sin pillar ni una piedra y con un paisaje blanco por todas partes.

En España sólo Sierra Nevada y Cerler tenían unas condiciones parecidas, Cerler en el Pirineo está sujeta en gran medida a la misma suerte meteorológica de Boí. Curiosamente, estas tres estaciones se han beneficiado de los frentes ábregos que han regado la península a lo largo de noviembre. Las borrascas atlánticas han dejado mucho agua en todas partes y nieve sólo en las zonas más altas, de ahí que estas tres estaciones, dada su orientación y altitud (son las más altas de la Península) han captado una gran cantidad de nieve mientras que otras más bajas o dependientes de frentes más fríos, han recibido menos precipitación y gran parte de ella en forma líquida.

En cualquier caso, esperemos que nieve mucho y si es del Noroeste con algún ramalazo del Norte, mejor, ya que así se repartirá el blanco por todas partes y la nieve cubrirá todas las alturas peninsulares.

 

↓ Desde el Clot de la Mina mirando al Sur
 ↓ … Al otro lado, el frente norte del circo donde se asienta Boí Taüll con nieve abundante y pistas vacías…
 ↓ …Nieve de buena calidad, que permitía correr…
↓ … Y buen tiempo para parar, contemplar y disfrutar de las vistas desde la cima de la estación: el Puig Falcó  o Cap de Raspes Roies, 2751 m. …  
↓ … Hacia el Sur, estratos en el cielo y nieblas en los valles del prepirineo…
 … Y amplias, solitarias  y soleadas pistas en la estación…

↓ … Para hacer buenas trazas..
↓ … con vistas a los gigantes como el macizo del Posets a la izquierda, al fondo, y del Aneto a la derecha, con la característica cresta de Salenques que parte desde su cima…
↓ … Y desde lo alto del Puig Falcó un panorama de casi todo el Pirineo, desde el macizo del Monta Perdido al Oeste, hasta la Sierra del Cadí al Este…
 
 

Boí Taüll en el mapa

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.