¡Se ha esquiado el Yelmo! Cualquier escalador de la madrileña Pedriza sabe lo que supone haber esquiado esta mole redonda y vertical que para muchos es el risco más representativo de La Pedriza.

 

Aprovechando la oportunidad que ofreció el paso de Filomena con el temporal de nieve más intenso en la Comunidad de Madrid del último medio siglo. Y viendo que en el lado sur del Guadarrama se habían acumulado unos 50 cms. al nivel de los pueblos (lo mismo que en la ciudad de Madrid). Los hermanos Pantoja (RECmountain) culminaron una idea peregrina que les rondaba la cabeza desde hacía tiempo y que nunca se pudo materializar por la falta del elemento principal, la nieve.

El 11 de enero, el frente Occidental del Yelmo presentaba unas condiciones que probablemente no se repitan en siglos y, aprovecharon dicha circunstancia, esquiaron la mole de granito más conocida, visible y emblemática de La Pedriza madrileña. Más o menos siguieron la línea que coincide con la vía conocida como Valentina. Una escalada fácil pero que, cuesta abajo y con esquís, es un descenso extremo tremendamente delicado.

LA LÍNEA

En palabras de “los Pantoja” la línea, cuando estaban en la cima del Yelmo, se presentaba muy incierta por las dudas sobre la estabilidad de la nieve. Los primeros virajes fueron escalofriantes, ya que eran en sombra, con unos 45º de inclinación, “sobre una lenteja de nieve que no sabíamos si aguantaría la presión de los esquís en los giros” y donde la exposición era máxima. Pasado este tramo inicial, la cosa se tranquilizaba un poco (40º), aunque alguna rascada de cantos te hacia tomar conciencia de se esquiaba en una capa de nieve nueva con una base de duro granito. Para remate de la jugada. Superado todo el frente occidental, tocaba atravesar el paso que cuando se escala es el más exigente (IVº) y que supuso un reto que hubo de solucionar con “decisión y cojones”, para luego enfrentar los últimos metros (45º) de nieve transformada e inestable. Por últimos en sus propias palabras: “Fue un milagro no tener que usar las cuerdas y los empotradores que llevábamos por si la cosa se ponía muy fea”.

En resumen y poniendo calificativos a esta “esquiada”: una línea muy estética, imaginativa, oportuna, expuesta, insólita, valiente y efímera.

¡ENHORABUENA, CHAVALES!

 

La línea que discurre más o menos por vía de escalada conocida como Valentina (40-45º) Exposición muy alta.

 

Inédita de esquí en La Valentina e insólito paisaje de La Mancha muy blanca al fondo.

 

En el primer tercio con una bonita vista de Cuerda Larga.

 

En la zona superior antes de meterse hacia “la norte”.

 

Abordando el último tramo en la fachada Sur con una nieve transformada muy delicada.

 

Álvaro (izquierda) y Alberto (derecha)y el Yelmo. Felices y contentos después de la línea.

 

ADVERTENCIA: los deportes de nieve entrañan riesgos, la montaña es un entorno cambiante y a veces peligroso. NIX advierte de la necesidad de practicar estos deportes con experiencia sobrada, conocimientos técnicos, material adecuado, técnica suficiente y acompañados de guías UIAGM o monitores de esquí/snowboard titulados.

 

banner-descargar-nix

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.